Breves consideraciones sobre conceptos ausentes

En esta isla no saben el calor que hace. Los malayos, digo. No lo saben. No tienen pantallas de tele (ni teles) en las que figure 24hs por día la temperatura. Así que no lo saben. Estoy seguro que si supieran el calor que hace se irían todos a vivir a Rusia.

No tienen tampoco el concepto de sensación térmica. Que no se entiende bien que es, pero nos sirve a los argentinos cuando la temperatura no es tan alta y necesitamos exagerar un poco mas.

Hay otros conceptos occidentales que no existen por acá:

Comer con pan, por ejemplo. Mas allá de un sanguche, nunca te dan pan para comer un plato de arroz ponele.

No tienen para nada presente el concepto de frío en las bebidas. Tienen heladeras pero sacas cosas de adentro y están calientes.

Los hostel no te dan nunca una sabana de arriba. No existe para ellos. Tenes la sabana de abajo y directo una frazada (o peor, a veces una toalla)

Acá en Penang no tienen bien claro el concepto de veredas como lugar para que la gente camine. No existen. Tenes que pasar por el costado de los autos, en la calle. Entre los autos y motos y puestos estacionados y los coches que pasan a todo lo que da.

No existen los tachos de basura en la calle. ¿Te compraste comida en un carrito, como el 99% de la gente? Bancatelá con el papel en la mano. Hasta que encuentres una bolsa. Las bolsas sueltas que aparecen en la vereda se transforman en tachos de basura porque todos tiran todo ahí.

Ademas acá creo que tienen un concepto raro de lo que es salir a bailar a la noche. El sábado salí a ver que onda y me encontré con un boliche re loco.

Primero lo que me llamó la atención es lo fuerte que sonaba la música. Demasiado al palo, se escuchaba posta a media cuadra. Mucho patrimonio de la humanidad, Unesco, toda la bola, pero ponen música y vibra todo. No se que onda.

Igual me metí en un boliche, pase sin pagar (yo me mandé, no se si había que pagar o no) y me aguante unos minutos el dolor de oidos para entender bien la situación.

Un DJ bailando solo como un sacado, disfrutando. Hasta ahí normal. Pero todo el lugar adentro estaba lleno de mesas altas. Pero lleno eh. No se podía pasar, no había una pista. Eran como 50 mesas en un lugar de 10x10.

Y alrededor de las mesas, muchos malayos (y malayas). Parados. Parados en grupos tomando cosas, y hablando, pero sin moverse. No se que onda, si van a escuchar música o que.

No se si mas tarde se corren las mesas y se arma el bailongo.

Yo di una vuelta al lugar y me fui. No se podía hacer nada, no había ni una barra donde apoyarse, un pizarrón con los precios de las birras, nada. Evidentemente no era para turistas. Y yo era el único occidental ahí adentro. Cuando me fui los patovicas de la puerta me miraron de tal manera que me acordé de esto.

Por otro lado al día siguiente en recorrida encontré un lugar que era un patio de comidas (típico, puestos alrededor, mesas en el medio) que tenia un escenario donde había una china cantando y bailando k-pop. (o algo parecido). Les juro que había mas joda en ese lugar, donde estaba lleno de familias comiendo porque creo que era el día de la madre o algo así.

Le saqué una foto a la mina esa pero salio movida. A mi me parece que estaba vestida de ChunLi, pero puedo estar prejuzgando.

Todavía no caigo mucho, me la paso dando vueltas, caminado y a veces creo que ya estoy acostumbrado al barrio y a la gente. Pero a veces doy vuelta una esquina, la misma de siempre, y aparezco en una kermes china o una película india.

Igual me encanta salir a caminar, puedo estar tres horas girando, escuchando musica y mirando a la gente. Yo creo que cuando me vaya de esta ciudad eso lo voy a extrañar.

La cantidad de cosas extrañas, simultaneas y no relacionadas entre si que pasan hacen que uno no se aburra nunca.

Y los olores. A diferencia de Tailandia con su olor a basura, comida frita y aceite recalentado, acá hay olor a café, incienso, sahumerios y perfumitos. Todo el tiempo.

Eso también voy a extrañar.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.