De vuelta

Ya estaba un poco harto de Phnom Penh, con sus ruidos y su polvo constante, y decidí moverme una vez mas de lugar.

A esta altura del viaje (2 meses casi) me agarró un poco de cansancio y mal humor por tanto recorrer.

Todavía no conseguí ningún laburo o proyecto que me haga frenar en algún lado y me siento medio obligado a recorrer, sobretodo en los países donde tuve que pagar para entrar.

Es la misma sensación que pagar para entrar un boliche, una vez que estás adentro no te podes ir por mas que tengas sueño.

Por eso me daba fiaca ir a Vietnam. En Kampot estuve a punto, en Phnom Penh también. Mas allá de que me da bronca pagar visa, me obliga a recorrerlo y aprovecharlo al máximo. Encima Vietnam es grande, y tiene de todo para ver.

Al final miré a donde se podía ir barato desde donde estaba y apareció la opción de Ko Chang, una isla tailandesa.

¡Otra vez Tailandia!

Así que me saqué el pasaje de bus+bote y ayer a la mañana me dispuse a viajar todo el día.

Otra vez arranqué a las 7 y termine llegando a dormir como 12hs mas tarde.

Otra vez cambio de buses, frontera, trámites. Pero esta vez la frontera fue más fácil. Cuando salí y vi mi pasaporte sellado por tres meses (como siempre) me puse contento. Tailandia es un país mas copado, que me trata mejor al menos en cuanto a papeles se refiere.

Igual el viaje fue re largo, y como no había tenido tiempo ni de reservar un hostel me puse a hablar con cuatro suecas que estaban en la minivan que hizo el trayecto de la frontera tailandesa hasta la isla para ver donde parar.

Las suecas estaban en la misma que yo, pero al menos sabían el nombre de la playa donde querían ir.

Ko Chang es una isla grande, con varias playitas separadas cada 20 o 30km y está en el este de Tailandia, muy cerca de Camboya. Es una isla que yo me había quedado con ganas de conocer cuando estuve de vacaciones el año pasado, porque había leído que estaba buena.

Me bajé entonces con las suecas en white sand beach y empezamos a preguntar precios. Esa zona esta toda llena de resorts así que eran bien caros, (30usd por noche) muy lejos de mi presupuesto (y el de ellas también).

Así que en lugar de caminar decidimos nos sentamos a morfar algo, conseguir wifi y ver que onda.

Al final todos los lugares de esa zona eran caros, y encontré un hostel barato en Lonely Beach, la zona de “joda” y mas de mochileros.

Es que la isla esta bien dividida y cada vez parece que la tiran mas para el lado de resorts caros que hostels baratos. Lonely Beach (que aunque su nombre diga que es solitaria, siempre esta llena de gente) quedaba a 40km, así que todavía tenía un viaje largo.

Las suecas se quedaron por ahí, pagando un hotel caro porque se quedaban poco tiempo y era el cumpleaños de una.

Yo me alquilé una motito y me fui.

Tardé mas de 1 hora en llegar. Manejo despacio. Encima la isla esta tiene bastantes subidas y bajadas, medio complicadita la ruta.

Pero llegué bien. Me había alquilado una cabañita con baño privado, agua caliente, todo. Por 200baht. Re bien. la ducha caliente y sin apuro después de mas de 12 horas de viaje fue hermosa.

Encima no es hostel ni resort. Osea que puedo ir al chino comprarme una birra y tomarla tranqui en el jardincito frente a mi cabaña que nadie se va a enojar.

Después de los hostels de Phnom Penh, Kampot, Koh Rong y Siem Reap tener una habitación propia esta buenisimo. Aunque sea para boludear con la compu o mirar tranqui el partido de Argentina por Youtube. Porque otra cosa copda que es muy buena es la internet (mejor que en Camboya, y mejor que en otro lugares de Tailandia me parece). Lo extrañaba.

Hoy me levanté y aproveché la moto para recorrer toda las playas de la isla, del lado oeste al menos. Y la devolví allá a lo lejos y me volví en taxi-colectivo.

De día la isla no me gustó tanto. Por ser temporada baja esta vacía pero es super occidental y turística. Hay bares, putas, tatuadores y taxistas por todos lados. Me hace acordar a Ko Samui, del otro lado del golfo.

Llegar a la playa es medio quilombo, por los resorts o restaurants que están construidos tapando la vista de la playa desde la ruta. Y no tiene tanta playa como otras islas, aunque están lindas. Pero me pasa que para isla nada se compara con mi Koh Lanta. Además, tengo el recuerdo muy cercano de Koh Rong Samloem, que era un paraíso.

Pero el plan acá es no hacer nada. Por ahí algún trekking por la jungla a ver una cascada, pero no sé. No quiero seguir viajando cada dos días, pero a la vez ahora que estoy acá me doy cuenta que esta isla en particular no es para vivir o estar mucho tiempo. Y en temporada alta debe ser insoportable de bancar sobrio.

Mientras tanto voy a ver si aprovecho a escribir o armar una app o proyecto web que se ocurrió en el viaje.

Voy a tomarme una semanita de descanso y recuperar energías para seguir viaje, o planear que hacer.

Ahora que estoy en Tailandia de nuevo puedo irme para el norte y después hacer Laos y Myanmar, que me hablaron bien de esos países.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.