El fin de la hippie aventura

Anoche casi se larga a llover. Estuvo toda la noche relampagueando y me colgué mucho rato mirando los rayos caer sobre el mar. Estuvo muy lindo. Pero sabía que si llovía iba a tener problemas porque mi cabañita de bambú tenia un montón de agujeros en el techo.

Por suerte no llovió, pero igualmente hoy me levanté decidido a mudarme. Todo muy lindo con la comunidad hippie, las pintadas, paz y amor, pero ya necesitaba un lugar en el que se pueda ir a cagar sin que te morfen los mosquitos. Y que haya buen wifi en la pieza.

Ojo, no tengo nada contra ese lugar, por lo que salía y lo que me daba estaba mas que bien, y si mi intención hubiese sido pasar de vacaciones 3 o 4 días y seguir viaje, me hubiese quedado ahí encantado.

Pero como no tengo apuro y no estoy de vacaciones sino viajando, puedo darme pequeños lujos.

Así que encontré un lugar muy lindo, bastante abierto a pesar de la baja temporada (con restaurante funcionando, bar, alquiler de motos, agencia de viajes, etc) y con mucha mas gente y negocié un buen precio por la semana entera.

Y acá estoy, en una reposera al lado de la pileta, escribiendo esto.

Siempre me pareció que no tiene mucho sentido una pileta al lado de la playa, pero esta bueno.

Después de no se cuantos días por primera vez me siento limpio, sin arena. En el otro lugar nunca dejabas de estar en la playa.

Así que no fue un mal cambio, para relajar una semanita, aunque este lugar sale mas del doble que el anterior (300 baht por dia, 120p, ¿3 atados de puchos?)

Si bien no tengo aire acondicionado, acá tengo una cama de verdad, con sabana de arriba y todo.

Igual un poco extraño mis rinconcitos en la playa en los bares abandonados. Acá la playa (si bien es la misma pero mas al sur) no es tan linda.

Hoy me di cuenta que necesito pocas cosas para ser feliz. A saber: una birra a mano, mi kindle y una hamaca paraguaya. Con eso sobrevivo.

Siguiendo con las buenas noticias, desde que estoy en Tailandia, cada vez que River jugó, ganó. En Malasia perdía siempre (bueno, en la copa ganó 1 a 0 pero quedo afuera asi que no cuenta).

Este lugar nuevo queda muy cerca de un 7/11 (minisuper) así que ahí pude comprar las cosas que necesitaba. El adaptador para la laptop, dentífrico, jabón en polvo (aproveché y lavé toda mi ropa por 20 baht) y un par de sanguchitos de esos que venden en los 7/11 que son una verdadera droga (de adictivos, digo)

Así que ahora mas que nunca, voy a estar descansando. Con un muy buen wifi (20 mpbs) para bajar alguna peli o serie y boludear tranqui.

Tal vez gaste mas guita para comer, si me da fiaca salir a buscar algo barato y me quedo en el restaurant del lugar este como hacen todos los que están parando acá. Pero igual lo voy viendo.

En cuestiones mas terrenales, ayer pagué el monotributo y telecentro vía homebanking (creo que eso fue mas guita que todo lo que gaste en Tailandia) y tengo todo listo para facturar algún laburo que salga.

Me encantaría quedarme acá por tiempo indeterminado, trabajando dos horitas por día y boludeando el resto, pero por ahora no me sale ningún laburo desde allá, parece que ta medio complicada la cosa.

Estuve hablando con un loco holandes, Jerome, que es un copado que esta acá hace como 3 años (lo conocí cuando estuve de vacaciones el año pasado, y me lo volví a cruzar tomando una birra a las 2 de la tarde así que mal no la pasa) y me dijo que la onda ahora era irse a Filipinas, que ahí sale todo mas barato y se puede trabajar bien (Tailandia ya le parecía caro, y me dijo que con los tailandeses no se puede laburar porque a cada rato te cambian todo).

Me dijo que el vive gracias a todas esas páginas que podés conectarte con gente que te ofrece laburo a cambio de casa y comida. Tengo que investigar, pero no se si es mi onda esa. Igual para tener una punta sirve.

Supongo que mañana o pasado, cuando ya me acomode y salga del estado “recién llegado” me voy a poner a laburar un poco, para algún cliente o para mi empresita de hosting que estos días tuvo un cliente nuevo que me da 140usd por mes de ganancia.

También tengo que pensar algún proyecto propio y empezar a desarrollarlo. El tiempo es un maní, como dice Les Luthiers.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.