Osakagando

Perdón por el cuelgué, ya estoy en Japón.

El ultimo post fue cuando recién había llegado a Bangkok, hace una semana. Estuve 4 días dando vueltas por ahí, muerto de calor y yendo a comprar boludeces durante el día o la noche (más que nada ropa)

Me pasé los últimos días en un hostel sin buena internet y sin un buen lugar para escribir, por eso tampoco actualicé mucho. Bah, hice la web http://donde.yirando.com, pero eso ya lo conté.

El Martes hice el checkout y me fui al aeropuerto, con todo el tiempo del mundo, para hacer el checkin y tomarme el avión a las 2pm rumbo a Osaka, a 70km de Kyoto donde tenia que llegar, aproximadamente a las 23.

Arranqué bien el día, en Bangkok ya soy local, me se tomar el subte y el bondi al aeropuerto, rápido y barato.

Uno de los problemas con los que me iba a encontrar, ya sabía, era el tema de ticket de regreso de Japón. la aerolínea no te deja hacer el checkin a menos que demuestres un ticket de salida del país. Se supone que también en inmigración te lo pueden pedir, pero no pasa nunca.

Por las dudas hice una reserva para pagar mas adelante, pero el comprobante que me mandaron no pasaba como eticket ni en pedo. Entonces pagué unos 10 dolares a una página media oscura (flyonward.com) que se encarga de venderte un pasaje que a las 24hs deja de funcionar, porque lo devuelven y recuperan la guita. Pero mientras tanto te dan el recibo y hasta podes entrar a la web de aerolínea a elegir asiento.

Con mi ticket de salida de Japón, a Vietnam en Septiembre (el destino no lo elegí yo), pasé por el check in sin problemas.

El viaje duró como 6hs, más 2 de diferencia que perdí (de +7 a +9) hizo que llegue al aeropuerto de Osaka a las 10 de la noche. En el viaje aproveché a leer en una guía que me había pasado al kindle un poco sobre Japón y sus ciudades para tener una idea de que hacer. Menos mal, eso me re salvó, ya van a ver por qué.

Igualmente estaba medio preocupado porque los buses del aeropuerto (que eran lo más barato, aunque salían como 30usd) que iban para Kyoto dejaban de pasar a las 23:40.

Al bajar mis primeras impresiones de Osaka ~~fueron digitales.~~ incluyeron un viaje en subte entre una terminal y la otra del aeropuerto, en lugar de caminar. Bueno, un subte pero que va por arriba, no se como llamarlo.

En la parte de migraciones me tocó una mina mala onda, que primero no dejaba pasar a unos que estaban adelante mio por no tener todo completo el formulario de inmigración.

Yo espere ansioso mirando la hora y calculando a que hora iba a llegar al hostel, donde me estaban esperando.

Pero cuando me tocó mi turno la mina mala onda no me quería dejar pasar. Creo que el problema era mi pasaporte argentino, lleno de sellos, y que puse que me iba a quedar 70 días en Japón. Me preguntaba que iba a hacer tanto tiempo, y a pesar de le mostré que tenía pasaje de salida y suficiente guita en el banco no me dejó pasar.

Me vino a buscar un japones de seguridad y me llevaron a un cuartito donde me tuvieron 10 minutos antes de venir y empezar a llenarme de preguntas.

¿Qué es lo que en realidad vas a hacer a Japón? ¿Cuanta plata tenés? ¿Dónde vas a parar? ¿Qué lugares vas a visitar? ¿Tenés una guía de Japón? Me preguntaba el japones en un ingles medio de mierda.

Es una situación incómoda. Pero igual yo estaba tranquilo. Primero porque sabía que tenía todo en regla, si me voy a quedar tanto tiempo es porque ellos me dan permiso para estar 90 días, y no pienso quedarme más ni hacer nada malo. Bueno, laburar con visa de turista es ilegal, aunque yo venia de voluntario que es un area gris, pero insistí con que soy turista.

Lo segundo que me mantuvo tranquilo es que a pesar de la mala onda, los japoneses (después eran dos) preguntaban con calma y super respetuoso. Yo creo que esa misma situación pero en lugares donde te tratan mal te genera rechazo y terminan mal. Ya me veía devuelto a Tailandia en otro avión.

Pero para cada pregunta de ellos yo tenia una respuesta lógica y coherente. Les hablaba en ingles explayándome demasiado para que se confundan un poco, pero siempre hacíendome el buena onda. Me preguntaban donde iba a parar y les mostraba hasta las conversaciones y mails y google maps y todo. Me preguntaban que iba a hacer tanto tiempo en Kyoto y les hablaba de los templos y festivales y todo lo que había leído de pedo un par de hs antes.

Les ofrecía el teléfono del hostel, para que llamen y pregunten, les mostré que tengo tarjetas de crédito, que tengo guita en mis cuentas. Todo eso si me lo pongo a pensar es una mierda, invasión a la privacidad y esas cosas. Pero en ese momento puse mi mejor cara de bueno y les explicaba. La mitad de las cosas eran mentira, pero bueno. Les dije que era estudiante de la UBA. Cuando vieron mi saldo en la caja de ahorro un japones abrió los ojos como el dos de oro y me preguntó de nuevo “¿estudiante?”. Sí, mi familia tiene dinero le dije. Era el saldo en pesos.

Me hicieron mostrarles mi guía de Japón, saqué el Kindle contento y le empecé a mostrar cosas para hacer. Le dije que me gustaba escalar y que iba a subir al Mt. Fuji y no se que cosas más. Ellos asentían y se quedaban conformes con las respuestas. Ademas a cada rato les repetía que me tenía que tomar el bus a Kyoto y que el último estaba por pasar. Me acordaba todo el tiempo de una anécdota de Casciari, aunque lo mio no era para nada violento.

De vez en cuando uno se iba y volvía al rato con otra pregunta. ¿Qué iba a hace después de Japón? Les hablé de Vietnam, Laos, Myanmar. En un momento que me volvieron a preguntar por mi vuelo de salida abrí el eticket y les mostré el numero de vuelo, fecha, hora, lugar de salida (que ya había contado en mi itinerario completo de Japón hecho en el aire) y les dije que vayan a comprobarlo. Uno se anotó todo y se fue. Ahí empecé a rezar que flyonward.com sea serio y el ticket realmente exista y no me hayan mandado un photoshop. Pero el ponja volvió contento y después de eso me dejaron ir, sellándome 90 días para entrar.

Salí como una hora más tarde, a buscar mi mochila que había quedado sola por ahí. En el ultimo control, me hicieron desarmar todo y mostrarlo, pero yo con buena onda colaboraba sin chistar.

Finalmente salí 23.30, y vi el último bus era 23.55. Iba a llegar a Kyoto como a las 2 de la mañana.

Cambié guita, saqué el boleto en una maquina moderna, y espere el bondi que llegó justo a tiempo. Íbamos por la autopista vacía pero el chofer no pasaba de 80km por hora ni de casualidad.

Me bajé en Kyoto Station y camine como 15 cuadras por Kyoto a las 2 y media de la mañana, re tranqui y sin poder creer lo que había pasado.

Cuando llegué al lugar donde tenía que ir, vi que alguien justo entraba y me habian dejado un cartel “you are late, boludo. Sleep on the couch”.

Pero justo me vieron ahí en la puerta y me dejaron entrar. Buena onda los pibes, uno me dio algo de morfar porque yo estaba cagado de hambre y después nos fuimos a dormir porque eran las 3 de la matina.

Una de las razones por las que no escribí en estos días es porque también estoy medio a full haciendo cosas y socializando. Es una onda lo que me pasaba en Koh Rong Samloem, donde también me parecía desubicado ponerme solo con la compu o el teléfono cuando le gente te invitaba a morfar, o a hacer alguna actividad.

Después voy a contar bien, pero en resumen, estoy en un lugar con otros 12 o 13 voluntarios (que incluyen un par de mexicanos, un argentino y un gallego) laburando en un lugar que alquila casas vía airbnb y tiene un restaurante, 2hs por día por el alojamiento. Mi laburo es relacionado con la web del lugar y cosas de la compu, así que esta bueno y es fácil. Pero cuando no hago eso siempre hay algún templo o lugar para conocer, o colgarse simplemente hablando boludeces en el área común.

Kyoto es una ciudad hermosa, mucha naturaleza, construcciones antiguas y cosas modernas. Con arbolitos, ríos, callecitas chicas y totalmente silenciosa. Muy buen lugar para para un tiempo largo, como un mes.

El primer día me mostraron donde esta el super y fui a comprar comida para varios días. Me gasté como 400p pero tengo para rato. Además me alquilé una bici por el mes, a un precio de 1usd por día, barato. La ciudad es ideal para recorrer en bici porque esta todo cerca.

La buena onda de la gente de acá me hizo olvidar la mala onda del aeropuerto, y vine en una buena época de festivales y eventos así que no creo que vaya a aburrir.

A medida que pasen los días voy a encontrar mas tiempo para ir actualizando. Ya sé que debo dos jueves de ficciones así que voy a intentar hacer algo bueno para el próximo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.